Historia

Orígenes del deporte universitario en Chile (1896-1972)

Históricamente, en Chile las Universidades han sido las principales instituciones promotoras del deporte y la actividad física a nivel nacional. A diferencia de otros países, donde los barrios o las clases sociales han sido importantes referentes de identidad agrupada en torno a un club, en nuestro país las Escuelas y centros de educación superior han formado organizaciones cuya relevancia las ha hecho perdurar hasta nuestros días. En este caso, podemos destacar dos clubes, que al momento de enfrentarse reviven el Clásico Universitario: la Universidad de Chile y la Universidad Católica, a las que recientemente se les ha sumado la Universidad de Concepción.

Esta historia no es reciente. En 1896, alumnos del Instituto Nacional formaron el club homónimo de fútbol. Muchos de sus miembros fueron después alumnos de la Casa de Bello y, en 1908, por primera vez un equipo representativo de la Universidad de Chile jugó un partido de fútbol. El primer Clásico contra la UC se disputaría el 1 de noviembre de 1909, con resultado de empate a 3 goles.

La primera organización deportiva oficial fue la Federación Universitaria de Deportes (1919), a la que le seguirían el Club Atlético Universitario (1925) y el Club Náutico Universitario (1926). La fusión de estos clubes daría origen al Club Universitario de Deportes (1927), el que en 1934 pasaría a llamarse Club Deportivo de la Universidad de Chile, que se profesionalizaría unos años después y se convertiría en una de las instituciones más exitosas y populares del país. Ampliamente conocida ya es su historia.

Crisis universitaria y deportiva (1973-1999)

Tras el golpe de Estado de 1973, la dictadura militar tomaría drásticas medidas en la Universidad de Chile, que en ese entonces, con la sola excepción de la Universidad Técnica del Estado (UTE, actual USACH), controlaba toda la oferta pública del país. La Junta designa Rectores-Delegados militares en cada una de las sedes y, en un afán descentralizador, le otorgó independencia a cada una de ellas, quedándose la U. de Chile en propiedad exclusivamente de la sede en Santiago, excluyendo de ella al Instituto Profesional (actual UTEM) y al Instituto Pedagógico (actual UMCE), eliminando de forma permanente la carrera de Educación Física de nuestra oferta.

La repercusión de estas medidas también afectaría al club. La organización cayó, tras severos recortes presupuestarios, en una crisis económica, lo que causó que en 1978 la rama de fútbol se separara y formara la CORFUCH, que en 1980 cesaría su vínculo oficialmente con la casa de estudios, conservando sólo el nombre y los símbolos. Desde 2007, Azul Azul S.A. asume los activos de la Corporación y los administra bajo el formato de Sociedades Anónimas Deportivas, desde la cual la Universidad recibe un monto por derechos de nombre de la marca “chuncho” y otros bienes inmateriales que pertenecieron originalmente a la Casa de Bello.

Refundación (2000-2002)

Tras la separación del club de la Universidad, todo lo relacionado al deporte en esta institución quedó en manos del Servicio de Deportes y Recreación. En 1992, la Universidad cortó el presupuesto del SDR y obviamente, su oferta se hizo insuficiente y la infraestructura que manejaba se desgastó por la nula mantención. Las demandas crecieron de parte de los estudiantes, quienes con el retorno a la democracia en los años 90’s tuvieron la capacidad de volver a reunirse y organizarse. La formación de una red de atletas de la Universidad llegó a su punto cúlmine el 23 de mayo de 2000, día en que se funda en la Facultad de Derecho el Consejo Deportivo Estudiantil, antecedente directo del CDE.

Ese mismo año, la organización es reconocida y validada por el Rector de la época, Sr. Luis Riveros, quien además fue un activo miembro en las reuniones del CDE. Sólo unos meses después, el Deportivo, mediante la obtención de un Premio Azul, crearía el primer portal electrónico de deporte universitario en Chile, U-Deportes.cl y, el siguiente año, a través del mismo mecanismo generaría la construcción de paneles informativos para la comunidad.

La organización en sus primeros años fue presidida por Ricardo Rodríguez, estudiante de Derecho. Al año siguiente, el CDE se adjudicaría su primer Fondo de Desarrollo Institucional: “Andrés Baila Bello“, que consistió en la enseñanza de bailes de salón impartidos por destacados profesores en sus diferentes formatos, abierto a todos los estudiantes de la Universidad de Chile.

En 2002, un nuevo FDI favorecería al CDE. Esta vez, el fondo permitiría la habilitación de una sede permanente para la organización, paso gigantesco para su consolidación y que se logró también gracias al apoyo de los Decanos de las Unidades Académicas de la U.

Creación de la DDAF (2002-2005)

En el mismo año 2002, tras una movilización conjunta con la FECh, el CDE logra posicionar ante las autoridades la vulnerabilidad del deporte universitario a nivel interno. El día 30 de septiembre, la Universidad firma el Decreto N° 0015927, que reemplaza el Servicio de Deportes y Recreación y crea la Dirección de Deportes y Actividad Física, entregándole amplias atribuciones en la elaboración de una mejor política deportiva interna. Este mismo decreto crea el Consejo de Deportes.

Tal decreto, sin embargo, fija dos puntos importantes:

  • El primero (Art. 10°, numeral 4) le entrega los recursos proveniente de la marca “chuncho“, explotada por el Club, a la DDAF. Ello ha permitido generar un colchón económico que ha permitido la construcción de infraestructura en los últimos años de primer nivel en la Universidad.
  • El segundo (Art. Transitorio) fija seis meses a la DDAF para generar un estudio que proponga la creación de una corporación con personalidad jurídica propia, que le sirva para apoyar financieramente la organización. Posteriormente, esto no se logró.

A pesar del avance que constituye la creación de este organismo, su espíritu de avance no se transformó en realidad debido tanto a trabas institucionales como a malos liderazgos. Es en 2005 que la presión del CDE logra la reforma del Consejo de Deportes, el cual amplía sus cupos y pasa de ser un órgano consultivo a decisivo.

Congreso FECh e Inforedeportes (2005-2007)

Uno de los puntos pendientes en el desarrollo deportivo de la U era la relación con la Federación de Estudiantes, la que a ratos se volvió tensa dada la injerencia de intereses partidistas en el deporte. Esto se solucionó el 2005 con el Congreso FECh, cuya declaración versó:

“Debido a los antecedentes históricos de la organización deportiva estudiantil y el panorama actual, la FECH reconoce, asumiendo que el deporte es parte fundamental en el desarrollo integral del estudiante y del bienestar de éstos, al Centro Deportivo de Estudiantes como la instancia más adecuada de representación y organización de los temas y políticas relacionados al Deporte. Sin embargo, la vinculación con el CDE será principalmente de apoyo a las políticas del CDE relacionados al tema deportivo, y esta relación será a través de las mesas directivas de ambas organizaciones, teniendo como pieza fundamental en esta vinculación al Delegado de Deportes de la FECH.”

Al año siguiente, el CDE reconoce la ausencia de una adecuada comunicación y coordinación en el desarrollo deportivo de las diferentes facultades. Para solucionarlo, postula y obtiene un nuevo Fondo de Desarrollo Institucional para su proyecto “Inforedeportes“, cuyo objetivo final era integrar toda la información de Ramas, Deporte Curricular y Competencias Internas en un solo portal.

Además, ese año nacieron otras actividades, como la Corrida Universidad de Chile, y la Cicletada UChile.

Paro de deportistas, nueva oficina y nacimiento de Deporte Azul (2007-2012)

A pesar de los logros, la seguidilla de malos liderazgos institucionales y la falta de apoyo al deporte estudiantil generaron un amplio rechazo en toda la comunidad atlética, la que en 2007, bajo la presidencia de Francisca Del Fierro, decide paralizar sus actividades y tomarse la sede de la DDAF para exigir la renuncia del Sr. Luis Enrique Elisségaray. Finalmente, éste termina dando un paso al costado, lo que genera las condiciones para el cambio necesario en la institucionalidad.

Ese mismo año, el CDE promueve la creación de una Credencial Deportiva Universitaria, con el fin de censar a los atletas y registrar sus principales datos y logros, y formó una Comisión de Reestructuración del Deporte Universitario, con el fin de extender el deporte a todos los niveles de participación y devolver a la U a su sitial de liderazgo en el contexto nacional.

También el 2006, ante la ausencia de cursos teóricos relativos al deporte, el CDE desarrolló ante la Plataforma UChile un Curso de Formación General llamado “Aproximación Científica al Fenómeno Deportivo“, el que contó con varios módulos en los que participaron destacados exponentes nacionales. Este proceso fue liderado por el Sr. Lucas González, actual Jefe de Operaciones del Campo Deportivo Juan Gómez Millas y ex miembro del Centro.

Un punto de inflexión en la historia del CDE se dio en 2008, cuando el CDE obtiene los fondos y el apoyo institucional para mover su sede a Barón Pierre de Coubertin 90, Santiago, en la parte posterior de la Facultad de Economía y Negocios. Esta nueva sede contaba con mayor espacio y facilidades logísticas, con una amplia oficina, cocina, baño y sala de reuniones. El edificio se compartió con la Dirección de Deportes, la que también se movió a este lugar. El sitio fue el recinto oficial del CDE hasta su inundación en 2016, momento en que nos movimos a la oficina 33 de María Guerrero 940, Providencia, donde nos instalamos actualmente.

En 2012, se rediseña la política comunicacional de la DDAF y el CDE. Deja de existir U-Deportes, y estas instituciones se alían y crean la alianza Deporte Azul. Este concepto engloba un portal web, una Unidad de Márketing y Producción (actual Comunicaciones y Producción), y un montaje de eventos que realza esta idea de deporte formado por la integración institucional-estudiantil.

Nuevos estatutos y expansión (2013-actualidad)

A pesar de todos estos avances, dada la institucionalización de prácticamente todas las iniciativas, el Centro Deportivo Estudiantil durante el año 2012 no tuvo demasiada actividad, lo que casi provoca su desaparición. Sin embargo, el 2013 llegaría Cristián Vigneaux a la presidencia, quien, rodeado de otros compañeros de la Facultad de Derecho, renovaría los estatutos del Centro y revitalizaría un inactivo Consejo de Deportes. Estos cambios fortalecieron la orgánica y vincularon de mejor forma la estructura Central y las Ramas, dando el espacio para el crecimiento de los Centros Deportivos Locales.

A esta altura, se hacen constantes eventos masivos de participación, como los Juegos Mechones, los Juegos de Primavera, y se abren los Fondos Concursables para iniciativas estudiantiles. En los siguientes años, durante la presidencia de Luis Morales, se realza la necesidad de repensar la forma de hacer política deportiva en la Universidad, por lo que en conjunto con la DDAF se organiza una gran cantidad de Seminarios, Foros y Charlas, las que a largo plazo sentarían las bases de la futura Política de Deportes de la Universidad de Chile, la que actualmente se encuentra en su etapa de formulación.

El 2015, el CDE asume su responsabilidad social universitaria y comienza sus proyectos en áreas de vulnerabilidad. Ese año, se realizan clases deportivas en colegios de varias comunas, y en 2016 se inicia el Voluntariado Los Robles de Lampa, el cual se desarrolla hasta la actualidad. Otros avances ese año fue la conformación de la Red de Selecciones y la elaboración de un informe respecto del estado de éstas, y la creación del primer CDE fuera de la Universidad de Chile en la Universidad de Santiago.

El año siguiente, durante la administración de Dylan Padilla, el CDE da un paso gigantesco hacia la expansión del modelo, obteniendo el Fondo de Desarrollo Institucional “Más ODES Chile“, el cual, con el apoyo de FENAUDE, busca crear organizaciones deportivas estudiantiles en todas las universidades del país.

Desafíos futuros

  • Vincular efectivamente a los egresados de la Universidad con el Centro Deportivo.
  • Generar un repositorio de tesis y materiales de investigación para libre disposición de los estudiantes.
  • Recrear el Curso de Formación General de deporte.
  • Crear un mecanismo de integración de toda la oferta de deporte curricular y generalizado de la Universidad.
  • Acercar el Centro Deportivo a los grupos organizados de deporte en las diferentes facultades e integrar efectivamente a las ramas, incentivando su reorganización.

Presidentes

Año Presidente(a) Unidad Académica
2000 – 2005 Ricardo Rodríguez Derecho
2006 – 2007 Juan Pablo Morales FAU
2007 Francisca Del Fierro FEN
2008 Natalia Álvarez FCFM
2009 Alejandro Soto Ciencias Químicas
2010 Camila Becerra ICEI
2011 Cristián Cerda
Jimena Tapia
Ciencias Químicas
Artes
2012 Pablo Mardones INAP
2013 Cristián Vigneaux Derecho
2014 – 2015 Luis Morales INAP
2016 Dylan Padilla FEN
2017 Nicolás Gutiérrez INAP